Artículo Leyva Arias Angel Jaime

FUENTE: http://diariojuridico.com.mx/actualidad/noticias/indigenas-tienen-derecho-de-acceder-a-la-justicia-sm.html


 

TEMA:  Indígenas tienen derecho de acceder a la justicia: SCJN


Desde la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se advirtió que los indígenas de nuestro país, tienen el derecho de acceder a la justicia en su propia lengua.
Los ministros consideraron  que de acuerdo con la constitución, deben contar en todo juicio y procedimiento, de la asistencia de intérpretes y defensores que conozcan no sólo su lengua, sino también su cultura; y el expediente a su vez, tendrá ser traducido para su mayor comprensión.
El criterio sentado, sirvió para otorgarle el amparo a Cesar Cruz, un indígena ñhañhu de la comunidad de San Idelfonso, Hidalgo, quién en 2012, presentó una carta en otomí dirigida a la Comisión de Derechos Humanos Estatal, para denunciar los abusos de los que fue víctima en un retén policiaco.
La respuesta que recibió del ombudsman hidalguense, además de ser en español, solo le recomendaba tomar un curso de derechos humanos.
Aunque consta que Cesar Cruz entiende un poco el español no fue suficiente y  promovió un amparo ante un juzgado de distrito para recibir una contestación en su lengua, mismo que fue desechado tras ser considerado como una pérdida de tiempo.
El caso llegó hasta la Suprema Corte, en donde se le otorgó la protección de la justicia, a la luz del derecho a la lengua, que establece la Constitución y los Tratados Internacionales suscritos por México en la materia.
COMENTARIO:
ada vez con más frecuencia nos enteramos a través de los medios de comunicación y de las redes sociales de situaciones de injusticia e inequidad que son una derivación de prácticas discriminatorias.
La desigualdad en varios sectores de la población genera violencia e incluso pone en riesgo la salud de las y los agraviados, como en el caso de la indígena mazatleca que dio a luz en el patio de un centro de salud en Oaxaca. Actos así, bajo ninguna circunstancia, deben ocurrir.
¿Qué nos está ocurriendo como sociedad?, ¿en qué momento comenzó la descomposición que no deja de sorprendernos?, ¿cuándo vamos a desarrollar una cultura acorde con la igualdad de trato? Son algunas preguntas que, desde que me enteré de este caso, han rondado en mis reflexiones.
Se nos olvida que somos una nación pluricultural, sustentada originalmente en sus pueblos indígenas. La Constitución (art. 2) reconoce los derechos de los pueblos y comunidades indígenas, entre ellos, su derecho a no ser discriminados y a "preservar y enriquecer sus lenguas, conocimientos y todos los elementos que constituyan su cultura e identidad".
Datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis, 2010), revelan que una de cada cuatro personas de un grupo étnico asegura no tener las mismas oportunidades para tener acceso a servicios de salud (27.1%) o educación (26.2%).
El principal problema que perciben las minorías étnicas es la discriminación (19.5%); seguido de la pobreza (9.4%) y el apoyo del gobierno (8.8%). Además consideran que la lengua (6.8%) es otro problema principal.
El Informe sobre Desarrollo Humano de los Pueblos Indígenas en México.  El Reto de la Desigualdad de Oportunidades, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), señala: "La población indígena tiene un Índice de Desarrollo Humano 11.3% menor que el de la población mexicana no indígena. El aspecto más vulnerable es el ingreso, en donde la brecha de desigualdad es del 17%".
Por otra parte, la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas precisa que "ninguna persona podrá ser sujeto a cualquier tipo de discriminación a causa o en virtud de la lengua que hable" (Art 8), porque todas y todos tenemos derecho a comunicarnos en nuestra lengua materna, sin ningún tipo de restricciones.
Lo cierto es que las brechas discriminatorias siguen violentando sus derechos sociales a la educación, la salud, la seguridad social, la vivienda, los servicios básicos y la alimentación. "Los resultados muestran que el 93.9% de la población indígena está privada al menos de uno de estos derechos y el 64.2% al menos de tres". (Censo de Población y Vivienda 2010. INEGI).
En 2011, Conapred y el estado de Oaxaca firmaron un Convenio Marco de Colaboración. El gobierno de Oaxaca, representado por el gobernador Gabino Cué Monteagudo, se comprometió a disminuir la brecha de desigualdad, marginación y exclusión de los grupos en situación de discriminación, promoviendo y adaptando acciones concretas para prevenir y eliminar la discriminación la entidad.
Asimismo, se proyectó elaborar un programa integral para el combate a la discriminación y a favor de la igualdad.
Este tipo de casos, como lo ocurrido con la mujer mazatleca y su recién nacido, reviven pendientes en materia de no discriminación e igualdad de trato. Resulta vital fomentar acciones afirmativas a favor de grupos con menores oportunidades, como los de ascendencia indígena.
Necesitamos avanzar al cambio cultural: fortalecer el trabajo para transformar la cultura de la exclusión en una cultura de la igualdad y el respeto por los derechos humanos de todas y todos.

FUNDAMENTO:
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
Censo de Población y Vivienda INEGI
Indice de las Naciones Unidas
Encuesta Nacional de Discriminación
Ley General de Derechos Linguisticos
BIBLIOGRAFIA:
(CÁMARA DE DIPUTADOS DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, MÉXICO: 2014)

3 comentarios:

  1. Indudablente un topico preocupante compañero Angel Jaime, para mi es claro que aquí el tema es cultural y no jurídico, el despliegue de actos discriminatorios es un acto que debe preocuparnos, y digo debe, porque desde mi perspectiva la apreciacion de valores de diferente calidad en determinadas personas en el mejor de los casos son tomados en cuenta cuando se les dota de difusion a nivel de medios de comunicacion, sin embargo al amparo del anonimato un ciudadano cualquiera como tu o tus amigos de vecindario pudieran en algun momento ser victimas de tan delesnables actitudes sin que el mas alto tribunal de la nacion se pronuncie al respecto. Te invito compañero a reflexionar al respecto y a poner manos a la obra para solucionar este problema, proponer una solucion sería un buen inicio. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. A mi parecer, siento las acciones discriminatorias que tristemente se ven reflejadas en cualquier acto judicial es solo el resultado de una evidente incompetencia por parte de las instituciones "facultadas" para procurar justicia en nuestro país, ya que muchas veces no cuentan con la presencia de un intérprete de lenguas indígenas lo cual provoca que los actos judiciales provoquen acciones discriminatorias. Por lo que una de las soluciones sería en realmente facultar a todo el personal para que tengan la capacidad de llevar acabo eficientemente sus atribuciones.

    ResponderEliminar
  3. Primero que nada, me parece interesante tu comentario, así como el artículo que compartes. Considero importante partir del hecho de que nuestra misma Constitución Política garantiza y reconoce los derechos de las comunidades y pueblos indígenas; de igual manera, resulta fundamental establcer que nuestra Nación es pluricultural. Además de lo anterior, todos los mexicanos tenemos derecho a acceder a la justicia. Tal y como lo establece nuestra Constitución Mexicana en su artículo 2°:
    "[...]A. Esta Constitución reconoce y garantiza el derecho de los pueblos y las comunidades indígenas a la
    libre determinación y, en consecuencia, a la autonomía para:

    VIII. Acceder plenamente a la jurisdicción del Estado. Para garantizar ese derecho, en todos los juicios
    y procedimientos en que sean parte, individual o colectivamente, se deberán tomar en cuenta sus
    costumbres y especificidades culturales respetando los preceptos de esta Constitución. Los indígenas
    tienen en todo tiempo el derecho a ser asistidos por intérpretes y defensores que tengan conocimiento de
    su lengua y cultura."

    COMENTARIO: Iris Itzel Segura Ángeles

    ResponderEliminar